El poema más corto del mundo: tú.